Rascadores para gatos pequeños

Los rascadores para gatos pequeños son productos de menores dimensiones para gatos bebés o gatos delgados. Es una buena alternativa en caso de que no busques gastar mucho dinero, ya que al ser más pequeños el costo de producción se nota en el precio final del consumidor.

En el mercado hay diferentes tipos de rascadores para gatos pequeños, algunos tienen hamaca, otros son de pared, pero mayoría sirve para entretener y potenciar el desarrollo de tu felino. Una tendencia más pronunciada son los rascadores para gatos modernos, estos son súmamente compactos y le permite al dueño colocarlo en un sitio que no interrumpa con sus labores diarias, ni influya en el diseño de interiores de su hogar.

A continuación están los mejores rascadores para gatos pequeños:

Pros y contras de los rascadores para gatos pequeños

No importa cuál sea el producto, siempre tendrá sus ventajas y desventajas, por eso antes de que pienses en comprar rascadores para gatos pequeños ten en cuenta estos aspectos.

Pros
  • Para gatos bebés o delgados
  • Diferentes diseños
  • Distintos colores
  • Fácil de limpiar
  • Baratos
Contras
  • Algunos son de mala calidad
  • Para solo un gato

Criterios de compra: ¡LEE ESTO ANTES!

Como si estuvieses comprando un nuevo móvil, donde ves el procesador, los mp de las cámaras, el espacio de almacenamiento y todo eso, igual debes tratar los rascadores para gatos pequeños. Hay ciertos criterios que debe poner en discusión para lograr adquirir un producto que realmente funcione para ti. Acá dejamos algunos de esos.

Diseño

El diseño de un producto, como ya sabrás, no solo se remonta a lo bien que se vea (como los rascadores para gatos modernos) sino a lo funcional que sea. Por ejemplo, hay rascadores para gatos pequeños que son cartón comprimido, es ecológico, es económico, pero tendrás que comprar repuestos cada cierto tiempo y eso quizá no sea lo que esperas. O tal vez hay uno de torre que mola pero le falta una hamaca, o su tamaño puede ser muy bueno pero está tan mal organizado que termina siendo un lastre.

Siempre observa qué tan bien se verá en tu hogar, si su diseño es funcional tanto para ti como para tu gato o si hay cosas que debes hacer posterior a comprarlo que supondría un problema, como el tema del «Refill».

Materiales de fabricación

Ley de vida: a mejores materiales, mejor el producto. Aunque hay algunos que rompen esta regla lo cierto es que los materiales de fabricación son indispensables para calificar la calidad de un producto. La madera es uno de los mejores materiales para rascadores y costosa, el cartón se daña rápido pero es económico, reciclable e inofensivo para tu mascota, los tubos de PVC son resistentes y más baratos que la madera pero inestables si su construcción no es adecuada.

Como alguien que ha convivido toda su vida con gatitos la madera es lo mejor, pero es comprensible bajar el costo de un rascador siempre y cuando este costo luego no se nos vuelva un monstruo. Hacemos referencia a la famosa frase «Lo barato sale caro». Otra alternativa sería que tú mismo/a crees el rascador, yo no lo haría porque soy terrible para manualidades, pero si tus manos son prodigiosas en el arte del «handmade» entonces, ¿por qué no?

El tamaño de tu gato

Nunca es buena idea meter una bola de pelos enorme y hermosa dentro de un rascador para gatos pequeños, está demás decirlo. Y al menos que tu gato sea Chesire, el de Alicia en el País de las Maravillas, y pueda desaparecer la mitad de su cuerpo, no recomendámos para nada darle un producto a un minino que ni siquiera entraría en él. Sin embargo, hay algunos rascadores que son solo un cuadrillo para limar sus uñas, en ese caso ¡Adelante!

Por alguna razón a los gatos gordos les encanta meterse en lugares estrechos.

Este tipo de rascadores para gatos pequeños va perfecto para bebés, adolescentes o gatos que son delgados por naturaleza.

Tipos de rascadores para gatos pequeños

Puedes encontrar diferentes tipos de rascadores para gatos en versión pequeña, estos son los más típicos:

  • Árbol: Los de árbol cuando son pequeños a penas alcanzan los 40 cm de largo, suelen venir con una pelotilla guindando o con un accesorio que imitará a un ratón o ave. Están cubiertos de sisal y permiten que tu gato no solo se afile las garras sino que juegue y desarrolle destrezas felinas. El gato más malote del edificio.
  • Con hamaca: Si hay algo que adoran más los gatos que afilarse las uñas, cazar y comer, es dormir y una hamaca en un rascador es el paraíso para ellos. Puedes consentir a tu pequeño con uno de estos. Verifica siempre que la hamaca esté fabricada con una tela de calidad.
  • De pared y de sofá: Son los que menos espacios consumen y su función es evitar que tu gato destroce tus muebles y pertenencias. Lo mejor es que son muy econónimo, pero os diré desde ya que a vuestro gato no le hará mucha gracia.

¿Donde comprar rascadores para gatos pequeños?

Amazon es el sitio perfecto para adquirir rascadores para gatos porque no solo hay una enorme variedad de productos de alta calidad, sino que lo llevan directamente a tu casa y con la posibilidad de que el envío salga gratis. Esta tienda online cuenta con un respaldo y una reputación enorme.

¿Te animas a darle algo genial a tu mascota? ¡MIAU! ¡Seguro que sí!

Si te ha gustado este artículo, quizá te interese leer también los siguientes: